Mundodisco: Una de Mafias (III)

Parte Final: Redada en el Casino

... tras de nuevo atravesar los callejones de las sombras, La Guardia avanza discretamente con sus nuevos trajes de incógnito, consistentes en largas gabardinas y sombreros de ala ancha, con sus refuerzos, consistentes en el Agente Lamparilla, y el Agente Gravilla, uno de los representantes Troll de la guardia, aunque avanzan algo apretados y casi todos escondidos a la vez detrás del Troll.

Pronto, ve en el edificio de dos plantas, con un curioso letrero luminoso. A pesar de que se supone que no está terminado, comprueban que efectivamente hay clientes entrando en el edificio, vigilados por uno de los matones de Al Capito, ante la puerta de la misma.

El Agente Colem y la Agente Lamparilla tratan de convencer al guardian de la entrada de que les deje entrar, convenciendolo despues de pedir que les enseñe la lista de invitados y diciendo que son la persona que estan señalando, y el otro es su apuesta.

De manera poco ortodoxa consiguen entrar y hechar un vistazo en el interior del edificio, hay muchas máquinas extrañas que giran y gente jugando a Mutilar a Doña Cebolla, pero apenas un puñado de guardianes, con lo que despues de que Colem consigue desenganchar al Agente Lamparilla de una tragaperras, vuelven a ver a sus compañeros ...

... Pero estos no han estado ociosos. Hamor Tim y Simon, más conocido como Gigo el hombre topo, tratan de entrar por la puerta trasera, encontrándose con un almacén vigilado por un grupo de matones. A golpe de labia, los convencen de que están allí para hacer una inspección, y los matones deciden llevarlos con el encargado de los asuntos legales del Casino... Que como no, se trata de un miembro del gremio de abogados, con cierta fijación por los cuellos y el "sorbete de fresa". Este en cambio resultó más duro de convencer, cosa demostrada cuando los tiraron por la ventana.

Reunidos de nuevo, el grupo de la guardia pasa a la acción, y tras dar las órdenes adecuadas, el Agente Gravilla detiene al matón de la entrada, usando como arma al agente lamparilla. Al mismo tiempo, se forma un pequeño caos generalizado cuando los hombres de Al Capito tratan de devolver los golpes con sus tom'sons y al mismo tiempo todos los clientes tratan de huir al mismo tiempo, saliendo por puertas y ventanas en marabunta.

Llegando a una decisión dificil, y precipitada, Colem agarra la mochila de Simon, que como recordaremos era alquimista, y la arroja al interior del edificio, para, como no podía ser de otra manera, volarlo por los aires en pedacitos.

Unas cuantas cejas quemadas más tarde, pueden ver como casi todo el edificio a reventado, al menos la parte donde antes estaban los jugadores, pero las habitaciones traseras no han quedado dañadas del todo, (obviando el hecho de estar en llamas, claro).

Es entonces cuando ven un gran panel de madera desplazarse de la pared, y como cuatro matones de Al Capito salen cargando con ... un carro negro sin caballos ni ruedas.

La guardia inicia una persecución, mientras el propio Al Capito les dispara desde el extraño carro, pero con un tiro afortunado, uno de los matones es herido, haciendo que el carro derrape, vuelque, y como en todos los mundos existen ciertas convenciones, explote en una bola de fuego de la que sale rodando una rueda en llamas.

De Al Capito solo encuentran sus restos, y un sombrero de bombín medio quemado, que dejan caer al suelo sin más, y los matones han caido en su mayor parte. Con el trabajo terminado, el grupo de la guardia por fin puede darse un descanso, y decirse lo hábiles que han sido ... O la suerte que han tenido. El Sargento Colon los felicita por su éxito, y les da una paga completa de tres dólares y vacaciones el resto del día para que se recuperen de tantas emociones...

Cuando ya están lejos de allí, alguien recoge el sombrero, y durante un momento, este parece ser recorrido por una descarga octarina...

2 comentarios:

  1. Lo que yo te diga: un trabajo bien hecho es un trabajo bien hecho. Sí señor.

    Aunque eso de tener fobia a los no-muertos y que los abogados sean vampiros... me cago en tó.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajaja Que bueno. Me recuerda al humor fanhunter. :-D

    ResponderEliminar

RECUERDA

Los editores de este blog agradecemos cualquier comentario u opinión por breve que sea.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP