Piratas


Dirige: Borja Jugadores:Teretere como María la cocinera,Fon es Silvara la Maga y Miguel es Shäg el bárbaro.

Nuestros aventureros son mandados llamar por su capitán enano O´Finnegan a Isla Peón, un islote entretramado por casetas y muelles sobre el mar. Allí su contramaestre médico Tabaco les conduce a la mesa que comparten junto a León de Ratones, un pirata conocido por sus artes en el engaño, y un individuo extrañamente vestido de corte aristocrático.

Allí les revelan una misión muy bien remunerada, por la cual deberán capturar a un tal LeRois y traerlo sano y salvo junto a Vansan, el hombre que les patrocina. Reticentes pero habidos de monedas firman el acuerdo mágico que los ata a su cometido con sus respectivos nombres. En ese momento en la taberna entran un grupo de hombres furiosos que le preguntan a Shäg por el Grol. Éste para salir del apuro los invita a un trago de Grol y ellos se lanzan sobre nuestros héroes. Su capitán les explica que en los últimos días ha habido disputas entre la capitanía y los marines por la cantidad de agua a mezclar con el ron y parece haberse dividido en dos claros bandos enfrentados.


La revuelta sacude a toda Isla Peñón y los piratas acaban ingeniándolas para llegar hasta su barco, la Puta Mojada después de enfrentarse a las camarillas de exaltados, cañonazos… así devuelven a Vansan a su Barco mientras zarpan en el suyo con León a bordo.

La misión les será detallada al añadir el lugar donde se encuentra el individuo a rescatar, “El Iluso” un barco prisión inexpugnable. Después de intentar convencer a León para que les detalle una manera a proceder y no hallarse muy dispuestos de soltar monedas lo torturan hasta averiguar que las cartas de ruta del barco son copiadas en el Monasterio de los Iluminarios para entregárselas al General de la Marina Real.

Al llegar a Ciudad Albina, una de las ciudades más importantes de todo el continente deciden enrolarse en un mercante y disfrazarse para llegar a la biblioteca Iluminaria. Descubren que parte del Monasterio está abierto al público y de manera no muy discreta se internan en ella. Son avistados por varios monjes y ante sus argumentos de valor y el uso excesivo de la violencia los encierran en las mazmorras. Shäg que se encuentra fuera junto a Tabaco al ver que hay revuelo dentro también se cuela disfrazado de monje y en su camino se extraña por una pareja de éstos que se dirigen a la biblioteca. Resultan ser un par de esqueletos que se hacen con las cartas y salen por los tejados seguidos del bárbaro. En otra parte Las dos mujeres consiguen abrir las cerraduras y salir junto a Darren, su nuevo compañero en la prisión.

Una vez todos a bordos de La Puta preguntan al vigilante del puerto por el barco que vió Shäg; El Aurora Boreal tiene como ciudad Isla Terracota. Ponen rumbo allí y efectivamente en los embracaderos hayan el susodidicho y pescudando por su capitán encuentran que tiene otro barco a su nombre al otro lado de la isla y esta transportanto su mercancía allí, Maria y Shäg se hacen cargo y van hasta allí topándose con un grupo de piratas-esqueletos que les conducen hasta el capitán Cazapelucas Larryck. Él ante su oferta de enrolarse en su barco les cita los términos de su acuerdo: una maldición hace que ninguno hombre vivo le pueda ser fiel bajo sus ordenes y por ello unicamente los muertos le abedecen. Ante la promesa de una fortuna lo suficiente para poder pagar a un mago y librarles de ese estado al cabo de un tiempo aceptan y se acuchillan.

Fin de la primera parte….

1 comentario:

  1. ¡Halaaaa! ¡Que chulo! Y que pringaos los PJs por creerse lo de que pueden volver a "resucitar". Estos piratas...

    Pues nada, esperaré ansioso por el resto de la historia.

    ResponderEliminar

RECUERDA

Los editores de este blog agradecemos cualquier comentario u opinión por breve que sea.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP