Idea para aventura 19


Gancho
Año 2015. Los jugadores son un grupo de astronautas de varios países, especialistas en diferentes habilidades, que se embarcarán en una misión espacial internacional que saldrá desde Cabo Cañaveral, Florida, a bordo del transbordador Columbia. La misión, colocar en órbita a la luna un red de minisatélites de comunicaciones para mejorar las comunicaciones entre la tierra y la base lunar que las agencias espaciales están construyendo siguiendo el modelo de cooperación de la Estación Espacial Internacional. En la luna se encuentra ya un equipo de seis cosmonautas trabajando desde hace dos meses en la construcción del lugar.

Los cosmonautas partirán para un viaje de aproximadamente 10 días, con provisiones para veinte, por si la misión se prolongase más de lo esperado.

Trama
El viaje va a la perfección, casi en automático desde la salida de Florida, hasta la puesta en órbita del Columbia en la luna. La mayor particularidad de estos minisatélites, del tamaño de una pelota de playa, es que funcionan creando una red de malla, que les permite no sólo comunicarse con la tierra y la luna, sino también entre ellos para así mejorar las comunicaciones, el ancho de banda, y la cobertura de posibles fallos de alguno de ellos. El pero... que hay que montarlos y ponerlos en órbita de forma manual, debido precisamente a que por motivos de espacio, dentro del angar del columbia van todos con los paneles solares y las antenas desmontadas. Esta es una misión para crear una red de comunicaciones lunar de bajo coste.

Es por eso que los astronautas saldrán de dos en dos al espacio, en turnos de 4 horas, para ir montando y colocando los satélites mientras sus compañeros les asisten desde el interior de la nave.

Durante una de las salidas (a elección del DJ) de repente todo se apagará... la nave, la radio, las luces, las comunicaciones, hasta el destornillador eléctrico de mano de los que están fuera dejará de funcionar. Todos los jugadores sufrirán una repentina subida de su temperatura corporal y los pelos se les pondrán de punta. Los que estén en el exterior de la nave deberán de pasar una tirada de Constitución para no caer inconscientes mientras ven un espectáculo que los dejará perplejos... la Tierra se apaga. La parte oscura de la tierra, llena permanentemente de luces de las ciudades que se pueden ver desde el espacio, se apaga.

Los jugadores deberán volver rápidamente a la nave en caso de seguir conscientes, en caso contrario sus compañeros deberán salir a buscarlos, con un hándicap: todo funciona en manual. Ni siquiera los sistemas de energía de emergencia funcionan, nada que funciona con corriente. Durante siete días nada funcionará, toda una prueba de supervivencia para los nervios de nuestros cosmonautas. Es importante que el DJ insista, día por día, en si van a hacer algo esa jornada, para que los jugadores den rienda suelta a su imaginación. La fiebre les llega casi a los 40º. Tendrán penalizadores a cualquier cosa que quieran hacer.

Giro
Al cuarto día la fiebre empezará a bajar, que se pondrá estable en el sexto día. Al séptimo día los jugadores descubrirán que algunos aparatos empiezan a funcionar, pero sólo mientras alguno de ellos lo toca. Ese día recibirán una comunicación, una señal de socorro desde la estación lunar: una compañera cosmonauta en la misión del emplazamiento lunar pide ayuda. Están dos de las astronautas de la misión encerradas en la base lunar, sólo la radio funciona a intervalos, y del resto de compañeros de misión que estaban fuera no saben nada. "¡Houston, houston, tenemos un problema!"

Se aventuren o no en el rescate lunar, nuestros amigos cosmonautan deberían aprender que los aparatos sólo funcionan si alguno de ellos está tocándolo. Sin saber muy bien porqué, todavía, mientras toquen los mandos, el ordenador de a bordo y el motor central del Columbia, estos funcionarán.

Por más que intenten comunicar con la tierra, les será imposible, está sumida en la más profunda oscuridad. Si bajan y aterrizan pronto descubrirán que la gente sigue allí, pero el caos es absoluto, ningún aparato ni nada que funcione con corriente puede funcionar. Pero pronto descubrirán una cosa: al contrario de lo que pasa con ellos, cuando la gente toca las cosas no empiezan a funcionar.

¿Qué le pasa a las cosas? ¿Qué le pasa a la Tierra? ¿Qué les pasa a ellos y por qué parecen pilas andantes? ¿Qué les pasará a sus compañeros lunares si no han ido a rescatarlos? ¿Qué será de la humanidad?

Todo esto y mucho más... ¡en cuanto se juegue la partida! (Musiquita de batman).

3 comentarios:

  1. Muy interesante, sí señor, me tiene intrigado :)

    La sensación de impotencia en el espacio, sin electricidad y febriles, tiene que ser tremenda.

    ¿Qué habrá provocado el apagón? Hmmm...

    ResponderEliminar
  2. Angustiante de cojones, de hecho xD.

    Aunque una semana sin electricidad en la luna... no se bien como funcionan los sistemas de soporte de vida y oxígeno para saber si funcionarían o no sin electricidad, pero me parece mucho tiempo xD.

    ResponderEliminar

RECUERDA

Los editores de este blog agradecemos cualquier comentario u opinión por breve que sea.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP