Resumen L5R - Tercera parte - Ciudad Imperial (II)




Tercera Parte - La Ciudad Imperial (II)

En la casa de la magistratura, Doji Rioko y Asahina Nakuro regresan juntos despues de pasar fuera parte de la tarde, al llegar se encuentran con sus compañeros reunidos, hablando con Kitsu Yume, una sodansenzo del clan León, un tipo de shugenja muy especial cuya magia tiene que ver con los espiritus de los muertos. Con su ayuda los magistrados habían convocado al espiritu de Manos Rojas, el gaki con el que habían luchado anteriormente. Despues de derrotarlo y retenerlo, este les rebeló que trabajaba para Kuni Bauryo, y tras esta revelación fue eliminado. Despues de contarle estos hechos a los dos compañeros grulla, y que estos mostraran su descontento porque empezaran a convocar espiritus en su casa, deciden que antes de ir a por Bauryo, necesitarán investigar y tener pruebas que lo incriminen. Durante la semana siguiente, los magistrados se dedican a investigar sobre el sospechoso Kuni.

Doji Rioko sigue al sospechoso al día siguiente. Espera a que salga de su casa, y le sigue inadvertida hasta que entra en una posada en los barrios artesanos del distrito. Allí, observa como el cangrejo recibe una nota pegada al fondo de una botella de sake, y poco despues, un ronin se sienta a beber con él. Despues de discutir de algo, el ronin se aleja, con la nota que le había llegado a Kuni Bauryo. Rioko sigue a Bauryo, pero este regresa a su casa, al pensar que no hará nada más interesante, regresa.
















- Kuni Bauryo


Mientras tanto, Matsu Maiko acude a hablar con el gobernador de Juramashi, Seppun Meyori, para preguntarle acerca del Kuni. Debido al poco tiempo que lleva al cargo del distrito, no sabe demasiado de él, aparte de que debe llevar un año en la ciudad, y no se a relacionado con mucha gente, si puede decirle en cambio que el anciano parece pasar bastante tiempo en los barrios de mercaderes, en las tabernas heimin.

Por su parte, Asako Kenshi con ayuda de Isawa Nantoko, organiza una pequeña reunión con Bauryo y Kitsu Okura, en principio para discutir sobre los usos del elemento de Tierra, pero en realidad para acercarse al primero de ambos y tomarle la medida. Esta reunión no tiene lugar hasta el día siguiente, pero los temas que tratan no son más que temas corrientes de shugenja.

No mucho más tarde los magistrados reciben la visita de Kitsuki Tasaru, el tercer y último ayudante del gobernador, que les dice como cree que Bauryo tuvo que ver con la desaparición tiempo atrás de una persona que fuera importante para él. Les cuenta a los magistrados que le investigó y descubrió que mantenía relaciones con tres personas:
- Bayushi Kitao, un escorpión mercader, muy rico, estuvo implicado y fue sospechoso en un caso de maho donde un maho-tsukai extrajo almas de muertos, pero finalmente no hubo pruebas contra él.
- Shiba Odo, un espadachin fenix hospedado en un hostal.
- Borito, un anciano alfarero.

Despues de la marcha de Tasaru, convocan a Saito para preguntarle por el Ronin que Rioko había visto esa mañana con Kuni Bauryo, tras describirselo dice que se llama Pipa, y trabaja para Bayushi Kitao. Le piden que prepare una reunión con él para el día siguiente por la tarde, donde los magistrados trataran de atraparlo.

Con los nuevos recursos e información a su disposición, los magistrados se disponen a investigar con mas ainco.
Con ayuda de Saito, los magistrados tienden una trampa al ronin llamado Pipa, y lo acorralan en la misma casa que al parecer Kuni Bauryo empleaba para los traslados de los cuerpos de los desaparecidos. Pipa termina confesando su papel en todo esto, a él le encargaban dedicarse a seguir gente, conocer sus hábitos, y luego informar de ellos a quien le hubiera contratado. Muchas veces hacía ese trabajo para Kitao, otras para Bauryo en persona. Le pagaban bien, y él no sabía para que usaban la información, ni quería saberlo, pero lo normal es que a esas personas no se las volviera a ver. En su última reunión con Bauryo este le pidió que investigara al gobernador Seppun Meyori.

Entre todos los magistrados, llevan a Pipa a la magistratura, dandose cuenta tarde de que quizá alguien se entere de que lo han capturado, le piden a este que escriba una declaración sobre un crimen distinto en el que haya participado, para que traten de no relacionarlo con este. Pipa se ofrece a tenderle una trampa a Bauryo, pero antes tendrá que hacer su investigación, durante una semana, su procedimiento habitual antes de ir a entregarle la información. Pipa acuerda con los magistrados donde se reunirá con Bauryo, y la historia que le contará.


Mientras Pipa se dedica a su trabajo, los magistrados deciden investigar los nombres que le habian sido entregados por Kitsuki Tasaru, y van observando uno por uno donde vive cada uno de sus sospechosos. Bayushi Kitao es un rico mercader, y su casa lo refleja, no se puede decir lo mismo de los otros dos, Borito apenas tiene más que una vieja tienda en un rincon olvidado, y Shiba Odo se aloja en un hostal. Con toda esta información recopilada, van preparando el siguiente paso.


Casi al final de la semana, un grupo de León llega a la magistratura, se trata de Akodo Ryoga y 5 ji-samurai, soldados de Akodo Taro, un viejo conocido de Asahina Nakuro y Asako Kenshi, enviados por este para servir de refuerzo a los magistrados en lo que necesiten, a modo de pago del favor que le hicieron en el pasado. Los León se alojarán en las dependencias de su clan, pero los magistrados reciben la ayuda con los brazos abiertos.


Por fin, Pipa se reune con Bauryo en el reservado de una posada, los magistrados se colocan en el reservado de al lado, y esperan mientras el ronin hace su presentación de lo averiguado sobre el gobernador, parece que cumple su parte del trato cuando le habla de una supuesta amante inexistente y que ese sería el punto más debil para un ataque. Despues de entregarle un pergamino con todo esto, Pipa sale del reservado, y antes de que Bauryo haga lo mismo, los magistrados irrumpen en él. El shugenja demuestra que su poder sobre la tierra es grande, cuando a pesar de la superioridad numérica es capaz de agitar la tierra, y herir a Nakuro con un conjuro. Sin embargo, termina siendo reducido y llevado a la casa de los magistrados. Lo dejan a cargo de los Leon de Akodo Taro, mientras el grupo entra en la casa de Kuni Bauryo y la examina. Al principio no encuentran nada, pero finalmente Akinobuko logra encontrar un escondite donde dos pergaminos cifrados le dan la sensación de contener mahô

Tras esto, los magistrados se dividen, Kuni Akinobuko, Doji Ryoko y Asahina Nakuro van a atrapar al alfarero Borito, mientras el resto del grupo vigila al shugenja cangrejo capturado. No encuentran al alfarero en su tienda, pero si un acceso a una red de cavernas como la que había bajo el templo de Chiken, aunque más amplia. Nakuro se enfrenta en las oscuras cavernas al maho-tsukai, en solitario, y lo decapita dentro de una cámara llena de huesos de extremidades roidos. Cuando vuelven a reunirse, el duelista evita contarle a su prima Rioko sobre lo que había visto abajo, y tan solo le dice que el brujo a muerto.

Bayushi Kitao es el siguiente objetivo, van a buscarlo a su casa, pero allí no lo encuentran. Les recibe su esposa, Bayushi Niyomi, que les indica donde encontrar a su marido y les permite inspeccionar su casa a Akinobuko y Nakuro, además de darles algunos lugares propiedad de Kitao donde podría ocultar cosas. En la casa logran encontrar una habitación secreta, donde esconden las cosas más valiosas del hogar, pero nada indica que se trate de nada relacionado con mahô.

El resto del grupo van a la posada donde se supone que se encuentra Kitao, este se entrega sin oponer resistencia y con confianza, y lo dirigen a la magistratura local para ser interrogado.

















- Bayushi Kitao



Tras dejar a Kitao a buen recaudo, tan solo les queda por ir a por Shiba Odo, pero se encuentran una extraña escena al entrar en el hostal, la planta baja está vacía. Al subir arriba ven luz en dos habitaciones, y se dividen para entrar en ambas a la vez, ambas están vacías, y solo hay un farol de luz en el centro de la habitación. Al ir a comprobar las puertas que hay en las habitaciones, unos asaltantes los sorprenden, pero los derrotan, en cambio, mientras luchan, Shiba Odo logra huir del edificio.


Uno de los cuatro que buscaban a logrado escapar, agotados tras los últimos y ajetreados días, los magistrados por fin consiguen un descanso.

3 comentarios:

  1. Que buena partida, tengo ganas de terminarla. Jurl. :)_

    ResponderEliminar
  2. Creo que estamos todos emocionados en destapar de la manta( ya me entendeis). A ver si con estas mini-vacaciones le damos.

    ResponderEliminar
  3. Nunca me ha importado que se haga copypaste con mi arte, pero se considera de buena educación, además de no recortarla, citar la fuente.
    Sí, soy el autor de esa ilustración Kuni.
    Si no tienes capacidad para crear nada, al menos respeta a aquellos que sí la tienen.

    ResponderEliminar

RECUERDA

Los editores de este blog agradecemos cualquier comentario u opinión por breve que sea.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP