Night Below (parte 2)


A las puertas de jugar la tercera partida, me toca ir anotando la última reseña. Sobre la partida como tal, decir que de momento la trama se desenvuelve a buen ritmo sin mucho esfuerzo por mi parte, los jugadores se están molestando en investigar e innovar, con lo que no tengo queja alguna por su parte. Los encuentros han sido duros, incluso para un grupo de personajes de pathfinder de nivel 2, pero por suerte, no han sido muchos.

Me sorprendió especialmente ver lo dificil que les fue derrotar a una partida de orcos de alrededor de una docena, contando con dos npcs de nivel "alto", y me pregunto si quizá la construcción que hice de ellos en la adaptación es más débil de lo que debería. La druida, Oleanna, al menos, lo es. Al carecer casi por completo de equipo y con solo conjuros de nivel bajo, sus lobos aportaron más al combate que ella misma, pero imagino que en parte eso debe ser así.

Sorprendentemente, el combate contra el hombre oso fue mucho más sencillo. Lo cierto es que con el licántropo había estirado las normas habituales de licantropía de Pathfinder, donde la licantropía no es más que una plantilla sobre un personaje, y despues de verla con calma me sorprende lo poco que mejoran al ser original. ¿Resistencia al daño? Bienvenida, pero aparte de eso los bonificadores que da ser un híbrido entre humano y animal no son especialmente poderosos, y me esperaba algo más de criaturas tan peligrosas como se supone que son estas, aún en gente de bajo nivel.
Dado que en AD&D, los licantropos funcionan de manera totalmente distinta (Son monstruos aparte, con sus propios dados de golpe de base, y capacidades combativas que les vienen de forma natural y nada desdeñables) fue una de las adaptaciones menos "legales", despues de todo, el hombre oso en cuestión era un joven campesino (¿Que podía tener, nivel 1 de commoner?)Aún así, como señalé antes, doblegaron facilmente al hombre oso. Ojalá no hubiera tenido que recordarles tantas veces que filetearlo no era buena idea.

Tras esos combates, el resto de la partida terminó en interpretación casi pura y dura. Así que espero que el resto de aventuras pasen cosas parecidas, dado que tambien he recompensado claramente el hecho de que buscaran soluciones más allá del partir cabezas espero que eso les anime a seguir por este camino. Pero por si acaso quieren acción, bueno, que vayan preparando los dados.

Os dejo con la siguiente parte de la crónica de la aventura.

Cronicas de la busqueda de los heroes por Ereborn.
continúa de Night Below (parte 1)

Sin embargo, no dimos localizado al hombre oso ese dia, por seguridad decidimos acampar sin encender un fuego para evitar alertar a a cualquier ser peligroso, por desgracia la suerte no nos acompaño, cuando nos toco la guardia a mi y a Nath, escuchamos los rugidos de una pequeña banda orca que nos habian localizado sabran los dioses como, no nos hizo falta gritar la alarma con el ruido de los asaltantes nuestros compañeros se despertaron rapidamente mientras con un simple conjuro volvia resbaladiza la zona por la que venian los gritos Nath hizo que su escudo desprendiera una luz que nos era necesaria para el combate que se nos avecinaba.

Eran una docena de orcos algunos armados con arcos, que rapidamente arrojaron flechas contra mi haciendome varios rasguños mientras parte de los orcos que se lanzaban sobre nosotros tropezaba en la tierra engrasada media docena de ellos se lanzaron sobre Nath que se habia adelantado para intentar retenerlos, la situacion
era desesperada y para evitar qeu acertaran los arqueros orcos sobre mi musite un encantamiento y con un sonoro puff, desapareci de la vista de los orcos para darme tiempo a preparar la situacion, que se tornaba por momentos complicada, Nath habia caido inconsciente, o eso esperaba,bajo la avalancha orca, los orcos que habian
caido en mi trampa improvisada estaban levantandose y rodeando la resbaladiza zona para unirse a los demas afortunadamente Beinn,Turk y Kuipper ya estaban enfrentandose a los orcos con sus armas, mientras Oleanne musitaba hechizos que la protegieran del combate mientras sus lobos se lanzaban contra los arqueros.

Tras evaluar rapidamente la situacion y sabiendo que mis recursos eran escasos me acerque aun invisible a Kuipper y tras un rapido encantamiento lo hice crecer con lo que pudo librarse rapidamente de los orcos que se le acercaron, mientras Turk demostro la eficacia de su gran martillo bateando a uno de los orcos que se le acercaban rompiendole el craneo, mientras Beinn demostraba su maestria con el alfanjon dando amplios movimientos que hirieron a varios orcos.

Oleanne creando una espada flamigera de la nada cargo para ayudar a Turk que se enfrentaba a tres orcos ignorando los golpes que sufria, mientras Beiin y Kuipper eliminaban a sus oponente, me acerque ya visible hacia los pieles verdes de Turk y con un rapido gesto de mi mano envolvi a dos de ellos en una miriada de colores magicos que les hicieron caer al suelo babeantes, mientras que Turk hundia las costillas de su compañero con un golpe de martillo.

En ese momento los pocos orcos que quedaban empezaron a huir por sus vidas mientras nosotros nos lamiamos las heridas y atendiamos al inconsciente Nath. Oleanne murmuro un hechizo y Nath recupero el sentido, algo de lo que me alegre, el viaje habria sido bastante aburrido solo con el silencioso Beinn,el grandullon de Turk y el siempre molesto Sir Raventorf. Mientras Nath pronunciaba oraciones que aliviaban el dolor de los moratones del combate, Kuipper discutia con Oleanne pues esta queria perseguir a los orcos, finalmente Oleanne opto por marcharse siguiendo el rastro de los orcos junto a sus lobos, Turk intento seguirla, creo que en el fondo a nuestra torre de ebano le gustaba la joven druida, sin embargo volvio al poco diciendo que Oleanne le habia dejado atras y al ser incapaz de seguir su rastro opto por volver con nosotros.

El dia siguiente no levantamos el campamento hasta el mediodia pues aprovechamos la mañana para recuperarnos del todo del combate de la noche anterior y examinar los cuerpos con calma, Nath descubrio que uno de los escudos de los orcos desprendia un aura magica y decidio quedarselo para usarlo en el futuro mientras que comprobabamos que los demas orcos tenian el simbolo de una tribu desconocida en sus escudos, estubimos debatiendo mucho mientras seguiamos el rastro del hombre oso acerca de las distintas tribus orcas y si seria una nueva tribu o alguna olvidada.

Cerca del atardecer el enorme rugido de un oso nos recibio en el bosque, alguien habia encontrado su presa, ahora solo quedaba decidir quien era la presa. Decidi usar el mismo truco que con los orcos musitando el mismo encantamiento que cubrio de una delgada capa grasienta el suelo por delante nuestra, mientras Nath y Kuipper avanzaban un poco para interponerse en el camino del hombre oso, Beinn preparaba su red y Turk algo que me decepciono bastante del temible gigante azabache intento encaramarse a un arbol resbalando una y otra vez. Finalmente el licantropo salio del bosque rugiendo y lanzandose directamente a por nosotros resbalando en mi improvisada trampa, momento en el que Nath, Kuiper y Beiin arrojaron sus redes sobre la bestia hombre, yo antes de arrojar mi red sobre el musite uno de los hechizos mas oscuros que conocia y un rayo oscuro emergio de la palma de mi mano envolviendo al hobre oso en un aura negruzca durante unos segundos que le arrebato buena parte de su fuerza. Una vez asi debilitado ya con la ayuda de Turk sometimos al licantropo entre todos mientras Kuiper intentaba calmarlo, cosa que logro al poco tiempo.

Escoltamos al joven sin mas problemas hasta la casa de Kuiper dado que no encontramos pistas sobre la desaparecida Jenelette y una vez alli Kuiper nos encargo que avisaramos a Garild un anciano explorador que vivia en Millborne sobre los avistamientos de orcos.

Tras un viaje tranquilo junto a Capella regresamos a Millborne donde avisamos rapidamente a Andren que no conseguimos pistas sobre Jenelette y fuimos a consultar con Garild sobre los orcos, aunque no pudo ayudarnos mas dijo que avisaria a otra exploradora que tenia una afinidad por las aves segun nos comunico y intentaria avisarnos si averiguaba algo.

Sin saber ya que hacer decidimos investigar el creciente lodazal y fuimos a consultar con el terrateniente local Cartman por si tenia alguna pista que pudiera guiarnos en la direccion correcta, no nos sirvio de mucho ayuda pero nos ofrecio una recompensa si lograbamos parar el avanze del cenagal, y nos dijo que ya habia recibido la visita de al menos un adivino que no le ofrecio ninguna solucion al problema.

Una vez pertrechados y Rosie cargada nos dirigimos al sur para examinar la zona en la que nos dijeron que se inicio el cenagal, no estabamos seguros de si podriamos hacer nada pero si la fuente del cenagal era magica quizas pudieramos localizarla.
En el camino fuimos preguntando a los distintos campesinos que fuimos encontrando hasta que encontramos a uno que decia de haber visto gigantes azules en las colinas que lindaban con el cenagal, pudimos ver que era una exageracion pero aun asi decidimos comprobar la zona que nos indico, alli tras buscar un poco encontramos la entrada de una gruta con dos humanoides pintados de azul, aunque dude de si serian goblins por su aspecto, decidi probar suerte y llamarlos en el idioma goblinoide.
Por fortuna, o quizas no si que resultaron ser goblins que salieron de su guarida en grandes cantidades hasta salir al menos varias decenas que nos gritaban en goblinoide que nos fueramos y se preparaban para arrojarnos sus pequeñas lanzas.
Mis compañeros en especial Turk se preparaban para cargar contra los pequeños humanoides, y aunque teniamos una buena oportunidad de acabar con ellos hice una señal a mis compañeros para que esperaran mientras intentaba negociar un acuerdo
aceptable para ambos bandos. Hable con los goblins y intente calmarlos en su lengua, pidiendo hablar con su jefe para negociar.

Finalmente el jefe goblin que se presento como Grundegleyeb y su chaman Bruckleyeb aceptaron negociar conmigo solo si iba al centro del claro desarmado, sonriendo me acerque sin espada ni arco, sabiendo que mis mas poderosas armas se encontraban en la sabiduria y el conocimiento magico que encerraba mi mente, pero con un poco de suerte no precisaria
usarlas.

Hable con Grundegleyeb ensalzando su ego para intentar negociar con el le ofreci al principio algo de oro y plata pero, lo rechazaron pues eran pragmaticos y preferian comida asi que les ofreci parte de las provisiones que traiamos y regatee con ellas, en principio nos ofrecieron nuestras vidas por las provisiones a lo que me nege asumiendo que si ciertamente su invencible tribu podria acabar con nosotros no menos de una cuarta parte de ella seria destrozada por Turk y Beinn y entre esa cuarta parte nos asegurariamos de que hubiera una cuarta parte de Grundegleyeb, ante esa amenaza velada el lider goblin acepto añadir a su parte de la oferta responder a mis preguntas, una rapida visita a su guarida y un guia para el cenagal.
Le pregunte al Grundegleyeb y a Bruckleyeb si conocian el motivo de la creacion del cenagal, me dijeron que solo sabian que empezo al poco de llegar ellos a las colinas y nada mas , sin embargo note que Bruckleyeb ocultaba algo y me propuse mentalmente que deberia sonsacarselo mas adelante, la visita a la guarida goblin no resulto de ayuda aunque no sacamos nada en claro de los goblisn fuimos al cenagal con el guia que nos concedio el jefe goblin, un joven goblin que opte por llamar Buck, que hubo que mantener vigilado para que no huyera a la primera de cambio mientras intentaba sonsacarle sin que se diera cuenta informacion de su chaman y su tribu.
Tras examinar sin exito las granjas anegadas llevamos a Buck de vuelta a la cueva goblin y volvimos a Millborne fraguando un plan.

Comente a mis compañeros que el shaman sabia algo y que tendriamos que sacarselo de alguna manera, tras descartar el emboscarle cuando fuera a buscar hierbas, optamos por un acercamiento mas diplomatico, en Millborne compramos una pequeña carreta de la que pudiera tirar Rosie y en ella cargamos dos toneles de cerveza y bastante carne y nos dirigimos de vuelta a la guarida goblin. En principio Grundegleyeb desconfio con logica de nuestros presentes que les ayudamos a llevar dentro de su guarida, desconfiaban de nosotros era obvio aunque al menos mis compañeros pudieron entrar con armas por si habia problemas.
Mientras los goblins bebian intentando no emborracharse demasiado, nosotros esperamos que el shaman Bruckleyeb tubiera que ausentarse en un momento para poder negociar con el lider goblin a solas al cual le ofrecimos un trato que dificilmente podia rechazar, le llevariamos el doble de cerveza y comida solo por dejar que nos acompañara su shaman un dia, el jefe se lo penso mucho pero el soborno de comida y ceverza finalmente hizo que se rindiera.

Tras una pequeña discusion con Bruckleyeb le concedio dos guardias goblins para vigilar que no los engañaramos y nos dirigimos a Millborne para comprar las prometidas provisiones, en cuanto nos alejamos suficiente de la guarida goblin interrogamos al preocupado Bruckleyeb sonsacandole que todo empezo cuando encontro un anillo magico cuando se mudaron a su nueva guarida, identificamos el anillo como la causa del problema pues parecia abrir un pequeño portal al plano del agua, y aunque podriamos haber sometido a los dos goblins y el shaman sin problema, decidimos ofrecerle un trato, Nath le ofrecio el escudo magico que habiamos conseguido de los orcos por su anillo y ademas le prometimos una copia identica no magica de su anillo para que no supieran nada del cambio en su tribu.
Tras titubear un poco pero viendo que la negativa no seria una opcion que aceptariamos el shaman decidio aceptar nuestra oferta....

2 comentarios:

  1. Genial, me alegra ver que la campaña va como la seda. Eso sí Raghart: tus jugadores se lo están montando muy bien, interpretando y buscando soluciones no violentas incluso con los goblins. Otros grupos se hubieran bajado la tribu. Punto para ellos.

    Suerte con la campaña y espero leer más resúmenes de estos. Me encantan. ;)

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que al principio estuvieron a punto. Hasta que decidieron que eran demasiados los goblin para arriesgarse a un asalto directo.

    A mi me gusta como salió la cosa :D

    ResponderEliminar

RECUERDA

Los editores de este blog agradecemos cualquier comentario u opinión por breve que sea.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP