Night Below (parte I)

Muy bien, pues empezando como estoy empezando a dirigir la campaña de AD&D Night Below, y al mismo tiempo haciendo una adaptación a Pathfinder para la misma, querría ir relatandoos mis peripecias con mi grupo de jugadores.

Por suerte para mi sanidad mental, uno de ellos se a ofrecido a escribir las "Crónicas" de la aventura, que iré presentando en este mismo documento. Al mismo tiempo iré comentando algunos aspectos de la campaña como tal y la adaptación que estoy haciendo, ya que esta primera partida tambien servirá para dejarme claro si está saliendo bien o no...

Antes de nada, hablar un poco de la campaña como tal.
Night Below es una campaña oficial de AD&D, de esas que vienen en caja de cartón con multitud de mapas, fichas de pistas para personajes, y tres libros de duración con la trama de toda la aventura en sus diferentes partes. Dura, tanto en combate como en interpretación, pone a los personajes en situaciones muy delicadas, donde un error por su parte podría conducir a grandes males. Es necesario no solo un grupo fuerte, sino uno que sea lo bastante coherente y se atreva a tratar con aquellos que de primeras pudieran parecer las personas menos indicadas, la intriga que rodea las primeras partes del módulo me a encantado, y aunque todavía tengo que leer los dos últimos libros, solo por eso ya me merece la pena llevar esta campaña.

Adaptarla, está resultando un reto complicado. Por una parte, un personaje de Pathfinder es, por norma general, mucho más poderoso que un personaje de AD&D de su mismo nivel, por supuesto influye las elecciones que haya hecho el jugador, y quizá tambien su capacidad de ver que es lo que más le pueda beneficiar. Así pues me veo en la encrucijada de hacer los encuentros más peligrosos. Simplemente convertir los enemigos, nivel por nivel, puede no ser suficiente si se quiere mantener un nivel de reto, pero a estas primeras alturas de la campaña he decidido ser cauto, no quiero que un descuido mío acabe en un TPK (Total Party Kill), y de momento estoy calibrando el poder de los personajes.

En esta ocasión, el grupo se compone de cuatro miembros: El elfo transmutador Ereborn, el Oráculo de la batalla Nath, el enorme bárbaro Turk con su enorme martillo de dos manos, y el explorador y posible señor de las bestias Beinn. Juntos, los cuatro son un grupo que he podido ver muy fuerte en el combate, con Nath y Ereborn mejorando mágicamente las capacidades del grupo y Beinn y Turk dando estopa con sus armas de dos manos en las cuales ambos son especialistas han demostrado que los enemigos de nivel bajo no son un problema para ellos. Me pregunto en cambio que pasará si el grupo se ve enfrentado a cosas más peligrosas...

Dejaré que conozcais sus proezas por boca de uno de sus integrantes.


Cronicas de la busqueda de los heroes por Ereborn.

Este viaje, empezó como todos los grandes viajes con algo pequeño.
Mi maestro me habia encargado una tarea mas bien sencilla, ayudar al mago Gordrenn a transportar un cargamento a la ciudad de Thurmaster para el anciano Tauster. Pude pasar un buen rato curioseando en la trastienda mientras era vigilado por Sir Raventorf Plindendorf, el cuervo que me habia asignado mi maestro para ayudarme en esta tarea, pero finalmente Gordren entro en la trastienda junto a un variopinto grupo de humanos.
El que mas destacaba de todos ellos era Turk un grandullon de piel azabache y una
armadura pectoral mas oscura aun que su piel y un enorme martillo a su espalda
aunque en sus brazos tenia varias marcas blancas que me parecieron curiosas.
Junto a Turk entro el jovial Nath tambien portando una armadura pectoral aunque mas clara, al cinto una espada de una rara forma y un escudo a la espalda, enseguida se presento junto a los demas.
El ultimo miembro del grupo fue Beinn aunque reconozco que me engaño su tamaño me sorprendio cuando me entere mas tarde de lo joven que era, le hechaba casi 10 años mas, portaba una simple armadura de mallas y un alfanjon a su espalda. Pese a mis esfuerzos reconozco que apenas he logrado sacar demasiado de él aunque hasta ahora parece un rastreador competente y un habil combatiente pero creo que estoy adelantando demasiados hechos.

Una vez nos presentamos todos decidimos prepararnos para salir a la mañana siguiente a Thurmaster junto al cofre que debiamos entregar, sabiendo el largo viaje que nos esperaba antes de que se despertaran mis compañeros aproveche para ir a las caballerizas entre los quejidos de Sir Raventorf acerca de la incapacidad de los elfos de dormir como las aves de bien, aun asi pese a sus quejas pude comprar en las caballerizas la mejor mula, llamada Rosie, que me pude permitir con mis escasos fondos, asi pues con ella fui a la posada donde se alojaban mis futuros compañeros de viaje y encargamos a Rosie portar el cofre.

El viaje fue casi sin problemas hasta que apenas un dia de llegar a Millborne en el camino a Thurmaster nos encontramos con lo que parecieron campesinos en la lejania que nos saludaban, sin embargo, en cuanto les respondimos varias flechas salieron del bosque mientras los que ya no creiamos campesinos avanzaban a por nosotros.
El combate fue rapido, mientras nos reunimos alrededor de Rosie para proteger el cargamento y evitar que huyera la preocupada mula,Turk recibio varios flechazos que no hicieron si no enfadarlo, mientras que parecian ignorarnos a mi y a Nath, aproveche esos momentos para entonar un antiguo hechizo que hizo crecer a Turk ante el asombro de los asaltantes, Turk muy lejos de asombrarse tambien lanzo una sonrisa y aprovechando su nuevo tamaño procedio a batear con su martillo a uno de los supuestos campesinos que se habia lanzado contra mi con una horca y a cargar contra el bosque y los arqueros ocultos profiriendo un rugido que asusto
a la mayor parte de las criaturas del bosque.
Mientras Nath habia entonado una pequeña oracion a dioses antaño olvidados para darnos valor y fuerza en este combate y procedio a enfrentarse a dos de los "campesinos", el lider de los "campesinos" sin embargo decidio que yo era el mas peligroso del grupo y se lanzo de manera casi suicida a por mi golpeandome varias veces con un garrote mientras Beinn le lanzaba cortes por la espalda aprovechando la ofuscacion del lider conmigo, consiguio darme varios golpes aunque parecia que intentaba no hacerme demasiado daño y evito los puntos vitales reconozco que
a punto estubo de derribarme con su tecnica simple alimentada por el fanatismo, sin embargo Beinn pudo aprovechar ese tiempo para acabar con su vida de un golpe terriblemente preciso.
Mientras veia caer al lider de los asaltantes y maldecia la mala suerte que nos habia caido, despues de todo me habria gustado poder interrogarlo, Nath terminaba con los dos que se le opusieron y Turk volvio del bosque con su martillo ensangrentado y varias flechas mas clavadas.
Decidi actuar rapidamente y con ayuda de Nath paramos las hermorragias de los dos asaltantes que habian sobrevivido al encuentro, tras una pequeña negociacion con Nath le convenci de la necesidad de usar su magia para curar al asaltante caido para poder interrogarlo, aunque no logramos sacar nada claro de el pues parece que los habian contratado para atacar a un grupo de nigromantes, algo que parecio preocupar a mis compañeros al principio pero a mi me extraño solamente, los nigromantes tenian mala fama desde la guerra de hace varios años, se que varios de los maestros de la academia participaron en ella y, segun los rumores, en ambos bandos.

Sin embargo mi conciencia me impedia abandonar a su suerte a gente que por lo que sabia probablemente fueran solo muertos de hambre asi que decidimos dejar marchar sin mas a los supervivientes tras hacerle prometer que enterraria a los muertos que previamente habiamos despojado de armas.
Asi pues con Rosie mas cargada seguimos el camino, encontrandonos en el varias granjas abandonadas a causa probablemente de un creciente lodazal, tras discutir un poco con mis compañeros por el raro fenomeno decidi anotar el lugar para en el futuro comprobar si quizas el lodazal era un efecto magico descontrolado.

Ya sin mas problema llegamos a la penultima parada en nuestro viaje, al pueblo de Millborne donde tras informarnos un poco, deje a mi Rosie a buen recaudo en las caballerizas locales y fuimos a la posada que nos recomendaron en el pueblo El Barón del Cordero creo que se llamaba.
Tras una pequeña cena nos retiramos los cuatro, perdon cinco siempre me olvido contar a mi mas que sabio compañero Sir Raventorf Plindendorf que sin lugar a dudas leera este diario personal.
Planeamos esa noche que a la mañana siguiente por atajar viaje alquilariamos una barca que nos llevara por el rio hasta Thurmaster ahorrandonos varios dias de viaje de manera que quedaramos libres para investigar el asunto de las granjas abandonadas, que ademas de que podrian ser recompensados
por el Señor Carman, el terrateniente local, seria sin duda una ayuda a los aldeanos locales.
Sin embargo a la mañana siguiente nos encontramos una discusion entre uno de los gemelos que se encargaban de la posada y el molinero del pueblo, por lo que supimos la novia del posadero Andreu y hija del molinero Haldelar que tambien hacia las funciones a momentos de jefe del pueblo habia desaparecido esa misma mañana, dejandose varias posesiones importantes, dado que Jenneleth(asi se llamaba la joven) era tambien la aprendiz de Tauster, nos ofrecimos a preguntar al viejo Tauster si tenia noticias de su pupila y reportarles cuando volvieramos sobre el paradero de la
joven.
Asi pues y una vez pagadas las caballerizas para Rosie para una pequeña temporada, vendimos las armas de los asaltantes y alquilamos una barca a Capella, una barquera habil que nos llevo sin demasiado problema a Thurmaster.
Alli pudimos entregar el cofre a Tauster que una vez nos envio a cobrar el envio a casa del caballero local se preocupo enormemente por las noticias que le llevamos de la desaparicion de su pupila y nos indico que si habia desaparecido quizas un hombre llamado Kuiper que vivia en una granja a medio camino de Millborne podria ayudarnos.
Asi pues lo mas rapidamente posible remamos rio arriba hasta llegar a la granja de Kuiper que se ofrecio a ayudarnos a encontrar a Jenneleth, nos internamos al bosque a examinar una zona donde solia recoger hierbas para diversos unguentos y pociones, sin embargo note enseguida como alguien nos seguia por el bosque, entone un par de rapidos hechizos para ocultar mi voz y susurre como si nada a mis compañeros
el hecho de que estabamos siendo perseguidos, Nath propuso andar en circulo para transformar a los perseguidores en presas y procedimos a realizar ese pequeño ardiz, sin embargo resulto que nuestros perseguidores era una joven druida llamada Oleanne, con varios lobos por compañeros, que solicito nuestra ayuda para calmar a un joven que estaba afligido por la licantropia del hombre oso, una peticion de auxilio que obviamente no podiamos rechazar y nos adentramos en el bosque, mientras musitaba para mi cual seria el mejor hechizo para doblegar al hombre oso...

A aquellos que estén leyendo esto y les interese opinar sobre mis disquisiciones, solo pido que traten de no hacer spoilers de la campaña, que hay mucho por delante y no quiero que mis jugadores tengan pistas! :D

1 comentario:

  1. Muy buen resumen para una gran campaña. Seguiré atentamente vuestros pasos... y os deseo mucha suerte (¡la vais a necesitar!). ;)

    Por cierto Raghart: estaría genial si a medida que vayáis terminando cada una de las partes de la campaña puedes publicar la conversión que has hecho a Pathfinder. Así puede que algún otro se anime a dirigirla.

    ResponderEliminar

RECUERDA

Los editores de este blog agradecemos cualquier comentario u opinión por breve que sea.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP