Salvad “Las Monarquías de Dios”

Probablemente, la gran mayoría de vosotros no hayáis oído hablar nunca de esta serie. Y es una pena, porque aún es posible que os perdáis la oportunidad de leerla completa en castellano. Me explico.

Yo tuve la suerte de conocer esta saga casi por casualidad: en la misma editorial se comenzó a publicar el año pasado La Guerra de las Rosas (el último libro salió este mes de abril de 2011), que me habían recomendado muy mucho para conocer uno de los períodos históricos en los que se inspiró George R.R. Martin para su archiconocida saga de “Canción de Hielo y Fuego”. Así conocí Ediciones Alamut, y el blog Artifex Plus, donde el editor Luis García Prado comentaba las novedades y las aventuras y desventuras de la editorial. Y allí me enteré de que sus colecciones contaban con una enorme garantía, al menos para mí: no se quedaban incompletas. A veces por simple tenacidad (cabezonería, que dirían algunos) del editor, las historias no se quedaban en el aire tras uno o dos tomos, las sagas de esta editorial se publican enteras contra viento y marea, a veces incluso con pérdidas. Oye, no sé para otros, pero para mí eso es un alivio: así uno puede embarcarse tranquilo en una saga de fantasía de diez títulos, sin temor a quedarse colgado a la mitad, y con la única posibilidad de desempolvar el inglés y embarcarse en la lectura diccionario en mano. Pues esto aquí no pasa: es la filosofía de la casa.

Lo que nos lleva al asunto de las Monarquías de Dios, del autor Paul Kearney. Con la tranquilidad que da el que te aseguren ver el final de una saga de cinco libros, ya totalmente publicados en inglés, y después de haber comprobado las críticas excepcionales que circulan por la red, me compré el primer título, El viaje de Hawkwood, y casi inmediatamente, el segundo, Los reyes heréticos. Bravo por los dos. Estaba yo impaciente esperando el tercero, Las guerras de hierro, cuando la cosa se complica: en el blog del editor se informa a los lectores de que la distribuidora les ha recomendado NO CONTINUAR con la publicación, so pena de arriesgarse a sufrir pérdidas importantes. Increíble. No me podía creer que una saga de tal calidad estuviera fracasando de semejante manera. Pero la cosa se puso más increíble aún: el editor pone las cartas sobre la mesa, expone el problema, echa cuentas… y esa entrada de su blog acaba con una especie de tormenta de ideas con los lectores de la saga, con todo tipo de propuestas para conseguir publicar los libros que faltan. Toma ya. Desde luego, esto es un estilo editorial poco frecuente, por decir algo.

Y así surgió la solución de los suscriptores: “Las Monarquías de Dios” necesitaba 150 suscriptores antes del 15 de mayo de 2011 para asegurar su publicación. Los detalles, en el blog del editor, pero para resumir: por 60 euros, el suscriptor se asegura los tres libros que faltan por publicar, gastos de envío incluidos, y con la posibilidad (si se desea) de figurar en los agradecimientos del libro. Además, los suscriptores conseguirán un librito promocional exclusivo con los tres primeros capítulos de otro de los libros del autor, Paul Kearney, inédito en castellano, y entrar en un sorteo de ejemplares firmados. Y lo más importante, al menos para mí: los suscriptores tienen asegurado que pase lo que pase, verán el final de la historia, porque incluso si no se alcanza la cifra necesaria para conseguir una publicación sin pérdidas, los suscriptores conseguirán los tres libros que faltan mediante impresión bajo demanda. Vamos, lo nunca visto. Y la idea, recordémoslo, ha partido no sólo del editor, sino de los propios lectores de la saga.

Ni que decir tiene que hice mi suscripción inmediatamente, y esperaba que la editorial pudiera conseguir fácilmente a otros 150 (o más) como yo sin demasiados problemas. Pero con cada informe de la editorial sobre los avances en el tema de las suscripciones, empecé a preocuparme: ¿sería posible que no se alcanzase el número necesario? ¿dónde están los lectores de fantasía cuando se los necesita?

Y aún me esperaban más sorpresas: a punto de terminar el plazo, y ante la posibilidad de quedarse al borde del número necesario para la publicación en librerías (recordemos que los suscriptores tienen ya los libros asegurados), el editor abrió un nuevo debate sobre la posibilidad, ya prevista en las bases de la suscripción, de establecer una prórroga, y el asunto se sometió a votación de los suscriptores, con los siguientes resultados:

-Suscripciones recibidas: 137

-Suscripciones necesarias para alcanzar el objetivo: 13

-VOTOS EMITIDOS: 119

-VOTOS A FAVOR DE LA PRORROGA: 116

-VOTOS EN CONTRA: 3

Pues nada, aplastante mayoría a favor de la prórroga, y más democrático, imposible: queda prorrogada la posibilidad de suscribirse hasta el próximo 1 de julio, y desde luego, queda también comprobado el apoyo incondicional de los suscriptores a esta serie. Y lo que es más, el autor Paul Kearney, apoyando esta iniciativa para la publicación de su obra en España, se acercará a firmar ejemplares de sus libros ya publicados en la Feria del Libro de Madrid, el próximo fin de semana (11 y 12 de junio, caseta de Ediciones Alamut, nº 68). Yo voy sin dudarlo, y además os acepto encargos si queréis los dos primeros ejemplares firmados (y además con un 10% de descuento que yo no tuve, suertudos).


Así que aquí estoy yo ahora, intentando convenceros para que os suméis a la suscripción. La verdad, no se me da bien la crítica literaria, y otros lo han hecho ya mejor de lo que yo podría hacerlo nunca: buscad en Google “Las Monarquías de Dios”, y seguramente encontraréis un montón de reseñas sobre esta saga, y más ahora, cuando otros lectores como yo están intentando conseguir darle la difusión necesaria para conseguir su publicación completa en castellano.

De modo que simplemente os digo que si no queréis perderos la posibilidad de disfrutar de una gran serie de fantasía, y además (como me sucede a mí), os gusta la idea de un editor con una forma diferente de hacer las cosas, consultad las condiciones de la suscripción en el blog de Artifex. Luego, probad con el primer libro. No os arrepentiréis. Palabra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

RECUERDA

Los editores de este blog agradecemos cualquier comentario u opinión por breve que sea.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP