Ejemplo práctico de cómo crear una aventura

El equipo de "Encuentros aleatorios" cada día se luce más. En esta ocasión nos traen un excelente artículo en el que muestran el proceso creativo a la hora de crear una aventura. El artículo es el ejemplo práctico de los consejos que dan en las dos entregas anteriores de su Taller rolero (muy recomendables también, podéis encontrarlos en su blog).

¿A qué estáis esperando? ¡Id a echarle un vistazo! En mi opinión apartados como ese deberían ser obligatorios en los libros para los directores de juego.

Leer más...

Night Below (parte 3)

¡Una tercera entrega de Night Below!
Mañana continuará la saga, pero iba siendo hora de ir contando los avances de la última partida.

Sin duda alguna, esta a sido la partida con más acción hasta el momento, aunque se que posteriores momentos de la campaña lo eclipsarán por completo ya que casi toda esta acción se debió a mala suerte con los encuentros aleatorios. Sin embargo, tambien me a servido al menos a mí, para terminar de "Testear" la fuerza del grupo contra los encuentros propuestos.

Sin duda, cosas tan brutales como los ocho Death Dogs
dejarían temblando a cualquier grupo, pero un poco de magia bien utilizada combinada con algo de estrategia fue suficiente para que me quedara claro que los personajes están preparados para el resto de la aventura. Agarraos señores porque hasta ahora estamos en las partes flojas.

Lo que me a quedado claro es que Rociada de Color es un grandioso hechizo, ya que fue gracias a él que lograron sobrevivir sin bajas, cosa que les habría sido más dificil de logra con equivalentes del mismo nivel como Dormir o Grasa ¿Quien dice que un mago de nivel bajo no puede dar la vuelta a un combate? (Aunque por supuesto Grasa tiene muchos otros usos interesantes)

Sobre los encuentros aleatorios me gustaría que dierais vuestras opiniones, los estoy usando en esta partida porque sé que este grupo los disfruta, sobretodo cuando no les dan una paliza, aunque normalmente suelo ignorarlos un poco. En este caso, por ejemplo, durante el espacio de un par de dias, los personajes se encontraron en la misma zona con una partida de caza gnoll, dos ogros buscando presas fáciles, ¡y un par de granjeros con sus rebaños de ovejas pastando! (Que por supuesto decidieron ir en busca de zonas más tranquilas despues de que les hablaran de los gnoll, los ogros y los perros de la muerte, que esos no eran aleatorios XD). Estos encuentros consumieron bastantes de los recursos de los personajes, aunque hay que admitir que los monstruos tuvieron bastante suerte, nunca fue mi intención de hacer que estos encuentros pudieran ser mortales. ¿Cómo los trataríais vosotros?
Crónicas de la búsqueda de los héroes
por Ereborn

continúa de Night Below (parte 2)

En cuanto llegamos a Milborne, enviamos a un mensajero con los diseños del anillo para que un orfebre nos hiciera una copia identica y ademas mande un mensaje para entregar a Gordren para que nos enviara un par de pergaminos magicos para ayudarnos a identificar el anillo.

Mientras esperabamos que llegara ese encargo, algo que nos llevaria una semana, dado que no teniamos ninguna pista que seguir acerca de la desaparicion de Jenelette decidimos pasar el tiempo en el pueblo mientras esperabamos que la tercera exploradora nos mandara un mensaje por medio de Garild para saber a donde dirigirnos.

Pasaron tres dias apacibles, Nath se dedico ese tiempo a trabajar en la forja local para no perder la practica segun dijo, no sabia que era un experto en la forja de armas o armaduras pero tampoco le dimos demasiada importancia, Turk mientras tanto dedico su tiempo a pescar en el rio, ya habia notado que le gustaba el agua y parecia de los pocos momentos que estaba tranquilo por lo que optamos por no molestarle,
en cuanto a Beinn reconozco que lo perdi de vista, supuse que dedico su tiempo a entrenarse con su alfanjon y no me preocupe demasiado, sabia mantener la cabeza fria y no se meteria en lios como podria meterse el temperamental
Turk, por ultimo, yo dedicaba los dias a estudiar el viejo tomo que usaba para guardar los secretos de las oscuras artes arcanas, mientras que al anochecer ofrecia una pequeña funcion con simples trucos magicos en la posada, ciertamente mi maestro se horrorizaria de ver como se usaban las artes arcanas para entretener a simples campesinos pero ciertamente las sonrisas que se arrancaban a los pueblerinos mientras contaba las viejas leyendas acerca de
la guerra de los nigromantes a la vez ilustraba por medio de pequeños trucos magicos los momentos mas famosos de esas leyendas, eran recompensa mas que suficiente por esta pequeña infraccion de sus enseñanzas.

Por supuesto Sir Raventorf no estaba muy de acuerdo con esas veladas pero la amabilidad de Andren que lo sobornaba cada noche con un par de mazorcas de maiz y un vaso de vino (que estoi seguro que no le sienta demasiado bien aunque sea tan cabezota como para afirmar que un noble aunque sea un cuervo deberia beber vino con todas sus comidas) lograban acallar sus quejas.

Sin embargo como decia el tercer dia entro en la posada un anciano viajero, rapidamente lo reconocimos como un sacerdote gracias a su tonsura y el simbolo de Helmuth que portaba ostensiblemente, este tras hablar un rato con los posaderos
se dirigio a mi y a Beinn que nos encontrabamos en ese momento en la posada, el anciano de unos sesenta años se presento como Lafayere y nos pidio ayuda respecto a un asunto que le preocupaba, decidi mandar al reacio Sir Raventorf a por Nath y Turk, Nath llego enseguida mientras Lafayere nos explicaba que varios miembros de su congregacion no habian llegado a su destino del castillo de Parlfray y si podriamos intentar localizarlos, obviamente no dudamos ni un solo momento en ofrecerle nuestra desinteresada ayuda y tras asegurar que Rosie estubiera bien cuidada durante una larga temporada, compramos pasaje para nuestro grupo a Capella para llegar nuevamente a Thurmaster donde coger el camino a la fortaleza de los Parlsfray.

El viaje a Thurmaster transcurrio sin problemas y una vez llegamos alli, consultamos con el viejo Tauster si habia tenido alguna noticia en nuestra ausencia y si una vez estubiera en nuestro poder el anillo magico que habia causado todo el desastre del
cenagal que estaba asolando las tierras de cultivo si podria darnos un aval para el señor Cartman sobre la veracidad de nuestra historia. Una vez comprobado que Tauster no habia recibido noticias de su pupila desaparecida y que nos daria el
aval que necesitariamos para demostrar que habriamos solucionado el problema del cenagal fuimos directo al castillo de Parlsfray a solicitar una audiencia con el conde Sandier Parlfray.

Una vez nos presentamos ante los guardias del castillo fueron a avisar al conde de nuestra presencia, mientras esperabamos un joven animado se nos acerco y se nos presento como Lintern Parlfray hijo del conde Sandier, estubo mientras esperabamos
preguntandonos por nuestros viajes y deseoso de unirse a nuestro grupo pidio permiso para acompañarnos. Aunque Turk estaba de acuerdo con que nos acompañara el resto tras una breve discusion aceptaron mi propuesta de no permitirle venir con nosotros, el viaje iba a ser peligroso y no podiamos cuidar de un noble por muy bienintencionado que fuera, pese a todo intento sobornarnos afirmando que conocia el secreto de un tesoro en el bosque de Hardlow en el Noroeste, pero pese a las quejas de Turk no doblego nuestra negativa a su presencia en este viaje, asi pues molesto se fue el joven.

La audiencia con Sandier fue breve, el anciano conde nos puso al corriente de varias desapariciones en la llanura de los aullidos y nos despidio de manera bastante hosca, Nath intento comentarle el hecho de la peticion de su hijo de unirse a nuestro viaje,
aunque solo consiguio una reprimenda hacia el acusandole de dudar de su capacidad para criar a su propio hijo. Ligeramente molestos partimos hacia al norte haciendo el camino inverso que segun Beinn deberian haber seguido los desaparecidos
peregrinos de Lafayere.

Una vez nos adentramos en las llanuras de los aullidos, ordene al reticente Sir Raventorf a volar al cielo para avisarnos de cualquier cosa que viera desde su privilegiada posicion y al poco de perder de vista el castillo al sur nos encontramos rapidamente en problemas, varios gnolls, unos degenerados seres medio hombres medio hienas nos vieron a la distancia gracias a sus mascotas hienas y decidieron que seriamos una presa facil, mientras se acercaban no dudamos y Beinn y yo preparamos arcos y lanzamos varias flechas sobre el grupo de gnolls antes de que nos alcanzaran, por desgracia nuestros ataques no fueron demasiado certeros
y solo logre derribar a un hombre hiena antes de que llegaran lo suficientemente cerca como para lanzarnos sus lanzas mientras sus mascotas esperaban a su lado mostrando sus dientes, por desgracia sus lanzas fueron certeras y acertaron a Nath en el costado con una, el procedio a retirarsela y a pronunciar una breve oracion que parecia cerrar la grave herida. Mientras yo usaba mi magia para agrandar a Turk que junto con Beinn decidieron cargar contra los gnolls, Beinn clavo su alfanjon en la cabeza de una de las hienas mientras que el agrandado Turk era derribado por la otra hiena que lo mordia en el suelo sin consideracion y un par de gnolls se acercaron a el para intentar clavarle sus lanzas.

Viendo la desesperada situacion del gigante de ebano decidi arriesgarme y corri hacia Turk mientras pronunciaba palabras de poder que acumulaban la magia arcana en la punta de mis dedos, los gnolls y la hiena me miraron confusos mientras se preparaban para recibirme pero poco antes de llegar a ellos me pare en seco, extendi mis manos y deje que el poder arcano saliera por las yemas de mis dedos con la forma de una pauta iridiscente que envolvio a ambos gnolls y su mascota totalmente que con lastimeros aullidos calleron inconscientes, mientras Beinn con la ayuda de Nath terminaban con el ultimo gnoll que quedaba en pie mientras yo atendia las heridas de Turk. Pese a que no me convencia el hecho tubimos que terminar con los gnolls y la hiena inconscientes, sabiamos que si dejabamos aunque fuera a uno con vida volverian en mayor numero y no podiamos permitirnoslo, Beinn y Turk no tubieron ningun problema a la hora de acabar con sus vidas, algo que me preocupo.

Proseguimos el viaje despues de descansar un poco y finalmente Beinn dio localizado el rastro de varios hombres que seguian el camino hacia el castillo pero de repente se desviaban al oeste, seguimos el rastro durante un dia hasta que al atardecer
encontramos un vision horrible de dos hombres,ambos soldados con sus cuerpos destrozados, uno de ellos aun respiraba pese a que le habian abierto en canal y sus entrañas caian por el suelo, Nath hizo todo lo posible por salvarle pero su poder
no sirvio para salvar la vida al hombre que antes de morir nos dijo que tubieramos cuidado con el hombre de pelo rojo con ojos vivos.

Mientras decidiamos que hacer Sir Raventorf nos dio la señal de alarma y en la distancia donde nos señalaba pude ver a varios seres peligrosos llamados canes de la muerte, parecidos a perros pero ligeramente mas grandes y con dos cabezas, sus
mordiscos portadores de terribles enfermedades y ciertamente nada naturales, aprovechamos mientras se acercaban para lanzarles varias flechas Beinn y yo aunque estaban demasiado lejos para que fueran efectivas, cuando se acercaron Nath y yo
usamos magia sobre Beinn y Turk para hacerles crecer, los canes de la muerte lejos de asustarse aullaron y se lanzaron a por nosotros, momento que aproveche para conjurar una capa de resbaladiza grasa que hizo que varios canes resbalaran
haciendo que se retrasaran para rodearla mientras facilmente Turk y Beinn eliminaron los pocos que llegaron a nuestro lado, sin embargo todavia quedaban muchos perros bicefalos como para cantar victoria, para ayudar a Beinn y Turk les infundi un poco de energia arcana que los hacian mas fuertes todavia mientras Nath lanzaba arengas que inspiraban a que sus golpes fueran certeros.
El resto del combate fue breve y brutal, uno de los canes mordio con sus dos cabezas en los brazos a Turk haciendole terribles heridas mientras que a Beinn otro can consiguio morderle una pierna, pese a todo acabaron rapidamente con los canes con sus armas, mientras Nath trataba sus heridas yo me dedique a amontonar los cuerpos de los perros para quemarlos y en cuanto Beinn y Turk estubieron mejor me ayudaron a cavar una tumba para los dos caidos. Una vez terminamos de enterrarlos
Nath aunque parecia que iba a decir unas palabras por ellos , simplemente saco una cantimplora de vino que derramo sobre las tumbas en las que clavamos sus espadas y pusimos sus cascos sobre ellas, los arcos sin embargo decidimos quedarnoslos,
ciertamente algo que podrian reprocharnos, pero ellos ya no los necesitaban.

Decidimos acampar alli mismo esa noche para recuperar las fuerzas, tanto Nath como yo habiamos gastado casi todas nuestras reservas de poder arcano y temiamos que Beinn y Turk hubieran sido infectados por los canes, asi que Nath preparo varias curas con hierbas para ayudarles a curarse si asi fuera, sin embargo esa misma noche mientras haciamos guardia Nath y yo el rugido de dos humanoides gigantescos nos aviso de los problemas antes de que llegaran, avise a Nath de que lo que se nos hechaba encima eran dos ogros y desenvaine mi espada mientras gritaba a Beinn y Turk que se levantaran para hacerse con sus armas.

Los ogros no tardaron en caer sobre nosotros antes de que Beinn o Turk les diera tiempo a levantarse si quiera , pero Nath se lanzo sin miedo a retener a los gigantes mientras estos con sus garrotes intentaban hacerlo papilla. Viendo lo desesperada de
nuestra situacion, estabamos todavia agotados del combate con los canes , decidi reunir las pocas energias arcanas que me quedaban y me lanze por el flanco contra los ogros musitando el hechizo que nos habia salvado en anteriores ocasiones, concentre la magia en mis dedos y la arroje en forma de una luz multicolor que envolvio a los dos ogros, los ogros se tambalearon un poco cegados por la luz y dejaron caer sus gigantescas clavas al suelo para poder taparse los ojos, ese fue el momento que aprovechamos y cargamos todos a por uno de los ogros mientras agitaba sus brazos para librarse de nosotros, hacia mas de veinte años que no usaba una espada pero al menos pude aportar mi ayuda a derribar al primer ogro, aunque el honor del golpe final se lo llevaron Beinn y Nath, sin embargo el segundo ogro se habia recuperado ya de mi sortilegio y Nath decidio ir a por el sin miedo, el ogro le golpeo con su puño en la cabeza cuando se acerco, Nath apenas pudo dar unos cuantos pasos mas tambaleandose y lo ataco con su extraña falcata haciendole un corte en la rodilla, Beinn y Turk tambien corrieron a por el, el ogro los recibio cogiendo del suelo
su enorme garrote y golpeandolos con movimientos amplios, fue en ese momento que vi la oportunidad y cargue contra el ogro sujetando con fuerza mi espada, el ogro todavia no habia logrado recuperarse de su amplio ataque con el garrote cuando la punta de mi espada penetro su quijada, empuje con todas mis fuerzas la espada hasta que en un gorgorito sangriento el ogro se derrumbo.

A la mañana siguiente, los cuerpos de los ogros estaban ardiendo en la hoguera que usamos para quemar a los canes y decidimos intentar seguir el rastro, pero los combates de la noche anterior lograron borrar todo rastro que pudiera seguir Beinn asi que volvimos al castillo de Parlfray para avisar al conde de que habiamos perdido el rastro pero parecia que llevaba al bosque de Hardlow.

Al principio parecia preocupado cuando le dijimos que el rastro llevaba al bosque, al principio parecio preocuparle la noticia de que el rastro se dirigia al oeste pero parecio calmarse aun asi cuando le dijimos que era hacia Hardlow donde se dirigia el rastro, sin embargo no quiso decirnos el motivo de su sobresalto inicial.

Antes de marcharnos del castillo fuimos abordados de nuevo por Lintern Parlfray que nos dijo que probablemente el supiera donde iria el rastro y que solo lo descubririamos si lo llevabamos con nosotros, esta vez pese a mis reticencias el grupo decidio que bien merecia la pena el riesgo de llevarse a Lintern si podriamos localizar al resto de la comitiva, sin embargo decidimos tambien que deberiamos hacer un desvio antes y ir alli bien pertrechados, sacamos del castillo a Lintern encapuchado como uno de nuestro grupo y cogimos una barca en Thurmaster a Milborne, afortunadamente el viaje no tubo problemas, al llegar a Milborne, ya habia
llegado la replica del anillo y el par de pergaminos que habia solicitado. Tras convencer a Lintern de esperarnos medio dia en
Milborne comprando equipo y provisiones para el viaje, fuimos los demas al sur al cenagal con otro cargamento de comida para los goblins, mientras estos lo celebraban cambiamos al shaman Bruckleyeb su anillo magico por el escudo de Nath y la copia que habiamos creado, en cuanto pudimos alejarnos de la caverna goblin Nath me pidio que examinara en profundidad el anillo, solo supe decirle que el anillo estaba vinculado al plano elemental del agua y que parecia tener un defecto aunque
no sabia la extension de sus defectos si pude decirle que el anillo tenia el aspecto de ser poderoso y que probablemente tubieramos que estudiarlo en profundidad consultando textos sobre antiguos artefactos.

Leer más...

Idea para aventura 33

Gancho: Uno de los señores Akodo del clan león acude a reunirse al castillo grulla de Daidoji Ketsuke con el pretexto de participar en un pequeño torneo al cual han sido invitados. Junto a él lleva sus más destacados samurais además de su mano derecha Kitsu Onoke y a su señora Akodo Matsibu, que se encuentra aquejada por una rara enfermedad y apenas se deja ver en público. Una vez allí participarán de la hospitaldad del señor Ketsuke y conocerán a un tercer participante, un esquivo escorpión shugenja.

Giro: Durante el transcurso del torneo se les revela que el motivo del mismo es limar asperezas entre los dos clanes, ya que uno de los miembros más jóvenes del León ( el hijo de Kitsu Onoke) se vió implicado en una trifuca con un grulla al cual dejó manco. Ahora Ketsuke exige un desafío entre el hostigador y su mejor guerrero.

Llegado un día los grulla y el escorpión se alejan del castillo y el señor Akodo recibe un brutal ataque de unos vándalos que llevan tatuajes escorpión, pero que han sido hechos recientemente. ¿Quién es quien?


Trama: ¿Qué ocurre entre bambalinas mientras? Pues el joven León en un arrebato de pánico les cuenta que la trifulca había sido diseñada por su señor, aunque desconoce el porqué. Pues bien, el señor león pareció haberse tomado la justicia por su mano, y es que sospechaba que su señora esposa se veía a escondidas con el líder grulla. Así que planeó este combate de venganza para tenerlos a los juntos y ver si sus sospechas eran realidad. Y ahora queda saber quién busca la caída de los león ¿El escorpión que les facilita información inculpando a la señora Akodo y al jefe grulla? ¿Ketsuke que efectivamente quiere borrar del mapa a su rival? ¿La mujer del lider Akodo? ¿Su mano derecha Onoke que se ha enterado de que han utilizado a su hijo? ¿El apuntador?

Leer más...

RECUERDA

Los editores de este blog agradecemos cualquier comentario u opinión por breve que sea.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP